TEXT·A·GRAM

Análisis de texos en castellano desde el punto de vista de la Gramática Textual

Versión: 31 de mayo, 2022

En esta nueva versión agregamos a la estadística descriptiva de los hallazgos la tabla con los totales, que vienen inmediatamente después del barrido y de las estadísticas por categoría, en el caso de marcadores discursivos, deixis y modalización.

(regresar)

BARRIDO DE REFERENTES

Esta función de TEXT·A·GRAM permite encontrar, clasificar y etiquetar los referentes de un determinado texto. Estas etiquetas se diferencian a partir de colores, marcas visuales como el subrayado y el ennegrecido de la palabra, y su respectiva categorización en corchetes al lado derecho de la mención encontrada.

Sobre los referentes

Para que un texto sea genuino, es necesario que posea coherencia, la cual es formada a partir de la cohesión, o más específicamente, los mecanismos de cohesión. Por una parte, Calsamiglia y Tusón (1999) hablan del referente, el cual se puede definir como los temas o tópicos principales de un escrito, los cuales se van presentando a través del texto. Según las autoras, para lograr que un texto sea coherente debe haber un mantenimiento de los referentes, es decir, estos deben aparecer de manera continuada dentro del texto. Y para evitar que el escrito caiga en la redundancia, se debe utilizar mecanismos de correferencia, en otras palabras, elementos que los vayan referenciando constantemente, tanto para mantener una línea temática como para que el lector no se olvide de ellos. Estos se dividen en los de carácter léxico, los cuales tienen significado propio o autonomía referencial, y los de carácter gramatical, que no poseen esta autonomía.

De Beaugrande y Dressler (1997) describen la existencia de los referentes como el mecanismo que se utiliza para mantener la cohesión en fragmentos textuales extensos, diferenciándose así de las cláusulas y los sintagmas, los cuales la logran a través de relaciones gramaticales de “corto alcance”. En estos fragmentos de mayor extensión entonces, se busca mantener la cohesión a partir de la reaparición y reutilización de los referentes de distintas maneras, por lo que pueden repetirse con exactitud, sustituirse por otros con los que mantienen una relación de sinonimia, formar conexiones con elementos de la misma categoría, o directamente elidirlos del texto para evitar la redundancia. En coincidencia con las autoras antes mencionadas, ellos sostienen que la cohesión de un texto se mantiene a través de la mención de los referentes y lo que se siga diciendo de estos, formando así lo que se conoce como las relaciones de correferencia.

Finalmente, Cuenca (2010) describe lo que se conoce como referencia discursiva, la cual se relaciona con el hecho de que, en la escritura de un texto, el emisor está constantemente refiriéndose a conceptos dichos con anterioridad en el interior de este, pero también va introduciendo nuevos mientras va avanzando. Por lo tanto, en un determinado texto existen múltiples referentes, los cuales van apareciendo a partir de la relación que tengan con los anteriores. Cuenca se refiere a este mecanismo con el término de recuperación textual, que es la mención de los referentes a partir de elementos relacionados total o parcialmente con estos para mantener el sentido del escrito. La aparición de estos elementos entonces, ayuda a recuperar la información del referente o volver a activarlos en la memoria del lector.

A pesar de las distintas definiciones hechas por los autores, se puede encontrar puntos en común. Se entiende a los referentes como los distintos tópicos o conceptos principales tratados dentro de un determinado texto, los cuales, a partir de su recuperación constante a través de la lectura, logran que el texto tenga coherencia. La conexión que existe entre los referentes y sus distintas menciones (relaciones de correferencia) es lo que permite que estos estén siempre en la mente del lector, ayudándole a no perder el hilo durante su lectura. Además, esta conexión logra que el texto siga teniendo sentido, ya que este solo es coherente a partir de la relación entre sus partes y el mantenimiento del tema principal (o temas). Este fenómeno es conocido en general con el término de isotopía semántica (Lozano, Peña-Marín & Abril, 1989). Estos tópicos finalmente, pueden ser referenciados a partir de la repetición de los mismos, la sustitución de estos por palabras que signifiquen lo mismo, conceptos relacionados a sus campos semánticos, o su eliminación textual, para evitar la redundancia.

Clasificación

Como se dijo anteriormente, esta función de TEXT·A·GRAM busca etiquetar los referentes encontrados en un determinado escrito. En estos momentos, los referentes se logran identificar a partir de la repetición de los mismos a través del texto y la aparición de pronombres específicos, que dan cuenta de ser utilizados para su recuperación. Una de las tareas que el etiquetador busca concretar a futuro es la identificación de otros mecanismos de correferencia, como los mencionados anteriormente.

Referencias
Calsamiglia, H. y Tusón, A. (1999). Las cosas del decir. Barcelona: Editorial Ariel.
Cuenca, M. J. (2010). Gramática del texto. Madrid: Arco libros.
De Beaugrande, R. A. y Dressler, W. U. (1997). Introducción a la lingüística del texto. Barcelona: Editorial Ariel.
Lozano, J., Peña-Marín, C. y Abril, G. (1989). Análisis del discurso: Hacia una semiótica de la interacción textual. Madrid: Cátedra.

===================================

TEXT·A·GRAM es un producto del Grupo Tecling.com

Concepto y desarrollo: Rogelio Nazar

Colaboraron con el desarrollo: Javier Obreque, Diego Sánchez, Hernán Robledo, Paolo Caballería, Nicolás Acosta, Scarlette Gatica y Andrea Alcaíno.

Documentación: Andrea Alcaíno.